martes, 16 de junio de 2009

RESUMEN. Diario de un seductor de Soren Kierkegaard.


Un hombre (cuyo nombre no se menciona en la obra) entra a espiar nerviosamente en el recinto abandonado de Juan. Ya ha ocurrido la burla  de Juan hacia una muchacha de 16 años llamada Cordelia. El intruso desconocido encuentra el diario del burlador. Este desconocido conoció a Juan a través del testimonio de Cordelia y no en persona. Habiéndose enterado de cómo era Juan, lo embargó una gran curiosidad y por ello va a parar en su casa. Allí encuentra el Diario y lo publica junto con las cartas que Cordelia le envió a Juan una vez que éste la abandonó. Juan nunca abrió las cartas de Cordelia, se las regresó selladas. En las cartas Cordelia expresa su amor infinito por Juan y le dice que ella seguirá siendo suya siempre y que ese será su castigo. Luego de este introductorio comienza la acción que narra el diario del seductor.  

Juan es un hombre joven que ha seducido muchas mujeres, un día se enamora a primera vista de una muchacha cuyo nombre es Cordelia. Se enamora perdidamente y se propone seducirla, pero no la conoce, ni sabe donde vive. Es una situación difícil pero para Juan esto vuelve más interesante la conquista. Empieza a seguir a Cordelia a donde quiera que vaya sin que ésta se dé cuenta. Cordelia tiene 16 años y es muy hermosa, Juan percibe y describe con los más mínimos detalles su aspecto físico, pero también se da el privilegio de especular sobre su alma y sus sentimientos. En esta parte de la obra vemos que Juan es un hombre culto, inteligente, reflexivo, pero también perverso, que ha hecho de todo para conquistar mujeres: desde aprender francés para conquistar a una francesa, hasta tomar clases de ballet para conquistar a una bailarina, pero siempre las ha burlado.

Juan entonces descubre que la chica que lo flechó no está comprometida. Averigua que vive en Stormgade (una ciudad) y además oye que ésta queda con un chico para verse en la exposición. Mientras Cordelia espera al chico que no llega, Juan aprovecha y se le acerca por primera vez y le dice que si está esperando a alguien debería mirar en otras salas, ella seguidamente le hace una pequeña reverencia. Cordelia seguirá esperando y el chico seguirá sin aparecer, entonces Juan decide ir a hablar con ella cuando de repente el tan esperado muchacho llega, entonces Juan se va. Desde esa noche no vuelve a ver a Cordelia. Ya ha pasado un mes. Juan se desespera, sale a buscarla por las calles pero no la encuentra, pero un repentino día la ve de nuevo y empieza con fervor a seguirla hasta averiguar dónde vive. Cordelia vive sola en un lugar desolado y por las tardes va a visitar a su tía, a la que Juan afortunadamente ya conocía. La tía se llama Jansen y es la que le presenta a Cordelia. Entonces Juan empieza a aparecerse “casualmente” en todos los sitios a donde va Cordelia. Ésta se fija en él y en varias oportunidades se dirige para saludarlo pero éste la trata con indiferencia. Todo esto forma parte de un plan de Juan de un enamoramiento gradual y metódico de Cordelia ¿por qué? Por que Juan quiere que Cordelia conozca el error y que se conozca a sí misma, para él la desilusión es importante, porque lo más vale la pena para éste Juan es el proceso de conquista y enamoramiento y no el conservar a la persona conquistada como una presa. En un momento se pregunta a sí mismo si lo que quiere es hacer de Cordelia una persona como él, pero no, esto le parece peligroso, simplemente quiere que Cordelia ame, pero que tras la desilusión de ese amor comprenda que el amor terrenal es imposible y hasta cursi, que lo que vale es la libertad total del sentimiento y abandonarse a los máximos placeres espirituales y artísticos.

El plan de Juan se activa. Consiste primeramente en buscarle un enamorado (Eduardo) a Cordelia -otro a parte de él mismo- de quién se hará gran amigo y al cual hasta le enseñará trucos para conquistarla. También se hace mejor amigo de la tía, pues el siempre acompañará a Eduardo a visitarla a Cordelia a la casa de la tía. En estos encuentros Juan directa o indirectamente empieza a incidir sobre Cordelia y esto el lo disfruta muchísimo. Disfruta en definitiva moldear el interior de una muchacha tan pura, observar “sus progresos” como si ésta fuera su escultura o su experimento alquímico. En fin logra hacer de ella una “mujer” diferente a lo que era antes. Llega el momento en que Juan decide por fin entrar en materia y declara su amor a Cordelia un día que Eduardo no está. Luego le propone que salgan juntos pero Cordelia no dice que sí ni que no y le consulta a su tía. Su tía, quién se hizo amiguísima de Juan, le dice que no lo piense dos veces y que en todo caso Juan es mejor que Eduardo. Cordelia acepta y deja de prestarle atención a Eduardo. Por otra parte la relación entre Eduardo y Juan se rompe pero a este último no le importa ni lo más mínimo. Juan y Cordelia empiezan a salir y esta se empieza a enamorar paulatinamente. Se divierten mucho juntos y hasta llegan a ser como dos amigos cómplices, se burlan de la sociedad, hablan de libertad. Cordelia deja de ser una muchacha convencional, descubre la ironía y su poder de seducción. Luego se hacen formalmente novios. Para entrar en un plano más erótico, Juan empieza a escribirle muchas cartas, le escribe que quiere besarla y que él es suyo. Cordelia se deslumbra, vive enteramente su amor y por supuesto Juan empieza a aburrirse, mientras sus cartas y su aptitud, incluso sus pensamientos reflejan que el esta hipnotizado de amor y deseo. Es muy ambiguo porque Juan se siente feliz en el amor pero a la vez se está preparando para dejarla. Entonces se fija en otras mujeres y decide nadar en sentido contrario buscando que Cordelia se desenamore de él. Deja de ir a verla con tanta frecuencia. Le es infiel, Cordelia se entera y decide romper la relación. Por último Juan hace que Cordelia se vaya al campo para ver si se pueden restablecer los lazos, se dan una especia de “tiempo”. Juan sabe que Cordelia querrá volver con el otra vez. Cuando Cordelia regresa lo hace decidida a casarse, va al hogar de Juan y el criado (Santi, que según Juan es un experto en la materia de ayudarlo) la hace pasar al salón. Cordelia inmediatamente se da cuenta que Juan se ha ido, sin embargo algo atrae su mirada, es un libro de Amor y Psique de Apuleyo que Juan deja a propósito para que ésta lo vea. Cordelia agarra el libro y descubre una rama de mirto que marca una página. Para este momento Juan imagina que todo estará consumado, pues ella leerá esa página que él le deja. Al fina Juan está elucubrando solo como siempre sobre lo erótico, el amor, la muerte, la belleza y piensa por un momento si es posible engatusar tanto a una joven ( o sea influenciarla como lo hizo con Cordelia con sus prácticas) que ésta aprenda así mismo a aburrirse, pero esto es una farsa para Juan, nadie y menos una mujer pueden ser como él.

5 comentarios:

  1. muy buen resumen,, los libros tendrian que ser mas cortos y sin tantos rodeos.. gracias!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este resumen, la verdad a mi me confundio tanto la introduccion que mejor ni segui leyendolo, ahora despues de leer tu resumen creo que el libro merece ser terminado de leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tiene de confuso la introducción?

      Eliminar
    2. Que tiene de confuso la introducción?

      Eliminar
  3. es un buen resumen y ademas oportuno gracias

    ResponderEliminar